martes, 15 de febrero de 2011

Lo que mas.


Cuántas veces nos salvó el pudor y mis ganas de siempre buscarte,
Pedacito de amor delirante. Colgada de tu cuello un sábado de lluvia a las 5 de la tarde...

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dejame tu mensaje despues del tono

Visitantes recientes